Actividades

10 ideas divertidas para la hora del baño

Publicada: 15/11/2018

1. Llená el agua con espuma

Ningún chico se resiste a la espuma durante el baño. Y qué mejor que aprovechar este momento para inventar historias de señores con barba larga o peinados estrambóticos. (¡Te recomendamos tener una cámara de fotos a mano!)

 

2. Hagan una búsqueda de juguetes

Si a tu hijo le gusta bañarse con muchísimos juguetes pueden aprovechar para jugar a encontrar alguno determinado. La idea es que vos le pidas que te vaya dando distintos objetos (la esponja, el pato, el vasito) y que él los tenga que ir buscando.

 

3.Llevá un libro

Esto es eI ideal si buscamos relajarlo. Te recomendamos elegir cuentos que sean de cartón o aptos agua ya que los que tienen hojas finitas pueden dañarse si les salpica el agua.

 

4.Mencionen las partes del cuerpo

Si tu hijo tiene más de dos años posiblemente le divierta enjabonarse sin ayuda. Pueden aprovechar este momento para repasar los nombre de todas las partes del cuerpo.

 

5. Poné música

¿Qué mejor que convertir la hora del baño en un concierto musical con las canciones preferidas de tu hijo? Además, no hay nada más divertido que aplaudir chocando las manos en el agua.

 

6. Enseñale a graduar la temperatura del agua

Proponele meterse a la bañadera cuando todavía no se haya llenado del todo. Ahora enseñale cómo se prende y gradúa el agua para que pueda ver cómo es el proceso de llenado y se relaje escuchando como cae el agua.

 

7. Animalo a bañar a sus muñecos

Ofrecele bañar a uno de sus muñecos preferidos para ver cómo le lava el pelo o le enjabona el cuerpo. Seguro tengamos mucho que aprender sobre cómo le gusta a nuestro hijo que lo bañemos.

 

8. Bienvenidas las antiparras

Si a tu hijo no le gusta que le entre agua en los ojos cuando le lavás el pelo podés ofrecerle antiparras. De esta forma puede perderle el miedo al agua.

 

9. Pintá el agua de colores

Podés usar colorantes vegetales o pastillas especiales para teñir el agua (se consiguen en las juguetería).

 

10. No lo apures

Así como la mayoría de los chicos se resiste a entrar al baño, después ninguno quiere salir. Por eso te recomendamos destinar al menos media hora para que se pueda bañar tranquilo y pueda relajarse jugando.

¡COMPARTÍ ESTA NOTA!

Comentarios

¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí
¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí

¡Gracias por registrarte!
Te enviamos un mail de bienvenida.