Recetas

¡3 helados caseros para disfrutar aunque haga frío!

Publicada: 28/06/2018

Con yogurt o crema, de banana, naranja, con chocolate o dulce de leche… A la hora de hacer helados, las combinaciones son infinitas. Te contamos algunas que funcionan de 10 y que a los chicos les encantan.

1) Helado de yogurt, banana y frutillas

  • 2 bananas
  • 250 gramos de frutillas
  • 1 yogur
  • 1 cucharada de miel
  • Chips de chocolate, opcional

1. Lavá las frutillas (pueden ser congeladas) y sacale las hojas. Separá algunas para la decoración y las demás colocalas en el vaso de la licuadora.

 

2. Sumá las bananas cortadas en trozos y el yogur. Triturá todo.

 

3. Cuando notes que ya se formó una mezcla homogénea, incorporá la cucharada de miel y remové todo nuevamente.

 

4. Triturá todo hasta formar una crema y llevalo a la heladera para que tome consistencia.

 

5. Servilo en vasos y agregale algunos trozos de frutilla para decorar. Si querés, también podés sumar chips de chocolate por encima.

 

2) Helado de banana y dulce de leche

  • 3 o 4 bananas
  • Unas gotas de limón
  • Dulce de leche, cantidad necesaria

1. Pelá y cortá las bananas en rodajas y rápidamente ponelas encima de una placa y congelalas.

Tip: podés ponerle un poquito de jugo de limón para que no se oxiden.

 

2. Procesá las bananas en una procesadora hasta que se haga una crema con textura similar a la del helado.

 

3. En la misma máquina le sumás el dulce de leche.

 

4. Llevalas rápidamente a la mesa para que no se deshaga tanto.

Otras combinaciones: guardá varias bananas en el freezer y en esta misma receta también podés usar arándanos, chocolate picado, dulce de batata, manteca de maní, duraznos en almíbar o queso blanco. ¡Con palta y dulce de leche es una combinación deliciosa!

 

3) Helado de naranja y chocolate

  • Jugo de 4 naranjas
  • Jugo de 1/2 limón
  • 125 g de chips de chocolate.
  • 200 g de azúcar (podés sustituirlo por edulcorante)
  • 300 g de crema

1. Poné a hervir el jugo de los cítricos con la mitad de azúcar, hasta que se reduzcan más o menos a la mitad. Dejá enfriar.

 

2. Montá la crema junto con el resto del azúcar y cuando esté lista incorporala a la preparación anterior. Mezclá bien.

 

3. Incorporá los chips de chocolate al helado. Mezclá con cuidado para que no se baje el volumen de la mezcla.

 

4. Colocá la mezcla de helado en un bowl y llevalo al freezer durante 2 horas.

Tip: para que no se formen cristales de hielo, cada tanto dale unas vueltas enérgicas así su textura es más cremosa.

 

5. Una vez frío, ya está listo para llevar a la mesa.

¡COMPARTÍ ESTA NOTA!

Comentarios

¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí
¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí

¡Gracias por registrarte!
Te enviamos un mail de bienvenida.