No hay recuerdo más lindo que conservar la huella de los pies y manos de tu bebé. Es muy fácil (¡Sólo lleva diez minutos!) y es un gran estímulo para él.

Qué materiales necesitás?

  • Un paquete de arcilla o cualquier masa para modelar.
  • Un escarbadientes o una birome sin punta
  • Témperas
  • Un pincel

 

Paso a paso:

1. Sacá la arcilla del paquete y dividila en dos bollitos.


Uno para la huella de la mano y otra para la del pie.

 

2. Con un palo de amasar (si no tenés podés usar una botella) estirá la masa.

 

3. Dale la forma que quieras! Círculo, cuadrado, corazón, ¡Vale todo!

 

4. Acercá el pie de tu bebé a una de las piezas de arcilla y apretalo fuerte (vas a ver como a tu bebé le agrada mucho la sensación). Repetí lo mismo con la mano.


Si querés con un escarbadientes o una birome que no ande podés escribir el nombre o la fecha de tu bebé.

 

5. Dejá secar las piezas.

 

6. Si querés podés dejarlas así y si no podés pintarlo con témpera o marcadores.

 

7. En caso de que quieras ponerlo en un marco, elegí uno con mucha profundidad.

 

Es un excelente regalo para hacerles a los abuelos, para regalarle a tu compañero en su cumpleaños o a tu mujer para el día de la madre.

¡COMPARTÍ ESTA NOTA!

Comentarios

¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí
¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí

¡Gracias por registrarte!
Te enviamos un mail de bienvenida.