La mayoría de las marcas permite comprar sus productos online. ¿Las ventajas? Es cómodo, rápido, te lo traen a tu casa, no hay que hacer colas y se puede pagar online. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos consejos para que las compras sean seguras y tener una buena experiencia:

Sitio seguro


Antes de realizar el pago e ingresar tus datos verificá que el sitio sea seguro. Comprobar esto es muy fácil: en la barra de direcciones tiene que haber un candadito cerrado y antes de la dirección web deberían estar la sigla https (en lugar de http).

 

Pago con tarjeta

Lo ideal es pagar con tarjeta, ya que de esta forma siempre va a quedar una constancia del pago. Si te piden enviar dinero en efectivo… ¡Desconfiá!

 

Política de devolución

En caso de que el producto no sea lo que esperabas o tengas algún tipo de problema, es importante saber si la marca cuenta con una política de devolución.

 

Lugares públicos

Ingresá tus datos personales y los de la tarjeta de crédito desde un lugar seguro, y no desde un café, un parque o un shopping, donde otros podrían estar pendientes de copiar la información.

 

Tiempo de entrega

Muchos sitios no informan cuál es el plazo de entrega de sus productos. En este caso, nosotros te recomendamos consultar con el vendedor para no llevarte una sorpresa.

 

Chequeá la compra

Antes de pagar, verificá que en el carrito de compra no haya objetos que pusiste por error.

Ahora si: ¡A disfrutar de las infinitas ventajas de hacer las compras online!

¡COMPARTÍ ESTA NOTA!

Comentarios

¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí
¡Regístrate gratis y recibí las últimas notas, consejos y herramientas creadas para mamás & papás!
Registrate aquí

¡Gracias por registrarte!
Te enviamos un mail de bienvenida.